Efectos adversos en la salud del uso de cannabis (marihuana)

Inicio/Salud/Efectos adversos en la salud del uso de cannabis (marihuana)
Efectos adversos en la salud del uso de cannabis (marihuana) 2017-01-19T12:27:29+00:00

Efectos adversos en la salud del uso de cannabis (marihuana)

Durante unas dos décadas, el cannabis, habitualmente conocido como marihuana, ha sido la droga más habitualmente utilizada por los jóvenes en los países ricos, y recientemente se ha vuelto más popular a escala global. La investigación epidemiológica durante los pasados 10 años sugiere que el uso regular de cannabis durante la adolescencia y en la edad adulta puede tener efectos adversos. Los efectos adversos más probables incluyen un síndrome de dependencia, aumento del riesgo de sufrir accidentes de tráfico, deterioro de la función pulmonar o respiratoria, enfermedad cardiovascular y efectos adversos del uso regular en la salud mental y el desarrollo psicosocial en los adolescentes.

Las preparaciones psicoactivas de Cannabis sativa han sido usadas durante más de 4000 años con propósitos médicos y religiosos. Sobre los pasados 50 años, se han adoptado por los adolescentes y jóvenes adultos como esparcimiento o pasatiempo-en lugares sociales para producir efectos eufóricos y de intoxicación. Desde que se informó del uso de cannabis hace más de 40 años en los estudiantes de EEUU, su utilización no médica o como esparcimiento se extendió globalmente, primero en los países de rentas más altas y recientemente también a los países de rentas medias y bajas. La utilización más alta es en USA, Australia y Nueva Zelanda, seguidos por Europa (18%).

Cannabis

Los efectos del cannabis depende de la dosis recibida, la forma de administración, la experiencia previa del utilizador con esta droga y el marco -por ejemplo, las expectativas del utilizador, actitudes hacia los efectos del cannabis, el estado de humor y el marco o ambientación en que se usa. La principal razón por la que los jóvenes utilizan el cannabis es para experimentar “ponerse ciego”: euforia suave, relajación, y alteraciones de percepción, incluyendo distorsión del tiempo e intensificación de experiencias ordinarias tales como comer, ver la televisión, escuchar música, y ocuparse en el sexo. Cuando se usa en un contexto social, “ponerse ciego” puede acompañarse por carcajadas y charlatanería. Estos efectos típicamente ocurren 30 minutos después de fumar y duran 1-2 horas.

EFECTOS DEL CANNABIS SOBRE LA SALUD

Efectos agudos

El constituyente psicoactivo primario de las preparaciones de cannabis es el 9-tetrahydrocannabinol (THC). La dosis de THC que mata a los roedores es muy alta y la dosis que causa la muerte a humanos es entre 15 y 70 gramos, que es mucho más alta que la fumada por un fumador empedernido. Los efectos adversos más comunes son ansiedad, reacciones de pánico, y síntomas psicóticos, y son referidos más menudos por los fumadores que se inician.

En el laboratorio, el cannabis y THC producen trastornos relacionados con la dosis en el tiempo de reacción, procesamiento de la información, coordinación motora y de percepción, actuación motora y atención. Estos efectos pueden aumentar el riesgo de accidentes si los usadores conducen mientras están intoxicados. Y algunos estudios experimentales han demostrado una respuesta peor en la conducción antes situaciones de emergencia. Los intoxicados por cannabis cuando conducen tienen más accidentes de tráfico.

Efectos reproductivos 

Dosis altas de cannabis causan retardo del crecimiento y malformaciones en animales. Uso de cannabis en el embarazo se asocia con disminución del peso del recién nacido. SE han descrito leves anormalidades del desarrollo en niños nacidos de mujeres que utilizaron cannabis durante el embarazo. Incluyen demoras en el desarrollo en el sistema visual poco después del nacimiento, y aumento del temblor y sobresaltos.

Efectos crónicos

La dependencia de cannabis se caracteriza por trastorno del control sobre el uso cannabis y dificultad para cesar su uso a pesar de sus peligros. En Australia, Canadá y USA, la dependencia de cannabis es la más frecuente después de la del alcohol y tabaco. Afectó al 1-2% de los adultos en el último año, y a 4-8% de los adultos durante su vida. El riesgo durante la vida de la dependencia de los usadores de cannabis ha sido estimado alrededor del 9%, elevándose en quienes se inician en la adolescencia. Los riesgos equivalentes son del 32% para la nicotina, 23% para la heroína, 17% para la cocaína, 15% para el alcohol y 11% para usadores de estimulantes. Los que tienen mayor riesgo de dependencia del cannabis tienen una historia peor de logros académicos, desviación del comportamiento en la niñez y adolescencia, rebeldes, mala relación de los padres y una historia parental de problemas con las drogas y alcohol.

Los seres humanos y los animales desarrollan tolerancia a muchos de los efectos del THC.  Los consumidores de cannabis buscan ayuda para los síntomas de deprivación cuando dejan de consumirlo y que incluyen ansiedad, insomnio, trastornos del apetito, y depresión.

Los efectos de fumar cannabis a largo plazo sobre el sistema respiratorio son menos claros. Los fumadores de cannabis de forma regular refieren más síntomas de bronquitis crónica (disnea sibilante, producción de esputo, y tos crónica) que los no fumadores. La competencia inmunológica del sistema respiratorio en los fumadores de cannabis empeora, aumentando las infecciones respiratorias. El humo de cannabis contiene muchos de los mismos carcinógenos que el humo de tabaco, con algunos en concentraciones más altas.

Existen evidencias que apoyan los efectos del consumo de cannabis en el sistema cardiovascular. El cannabis y THC aumentan la frecuencia cardiaca de una forma dosis dependiente. El cannabis provoca angina en pacientes con enfermedad cardiaca.

Efectos sobre el Sistema Nervioso Central

El mal funcionamiento cognitivo es un factor de riesgo para el consumo regular de cannabis; sin embargo no está aclarado si el consumo crónico de cannabis trastorna el funcionamiento cognitivo. Se ha informado de déficits en el aprendizaje verbal, memoria, y atención, que son más frecuentes en los grandes fumadores de cannabis y han sido relacionados de forma variable con la duración y frecuencia de consumo, y la dosis acumulativa de THC.

Efectos psicosociales

Peores logros educativos en adolescentes se han relacionado con consumo de forma regular de cannabis.

Cannabis y salud mental

Parece haber sutiles trastornos cognitivos en los consumidores de cannabis durante 10 o más años.

Posibles efectos adversos del consumo regular de cannabis con relación causal desconocida

Cánceres respiratorios.

Trastornos del comportamiento en niños cuyas madres consumieron cannabis mientras estaban embarazadas.

Trastornos depresivos, manía y suicidio.

Consumo de otras drogas ilícitas por los adolescentes.

 

(Lancet 2009; 374:1383-1391)