La Gripe

La Gripe

REALIDADES ACERCA DE LA GRIPE

¿QUE ES LA GRIPE Y CÓMO SE “COGE”?

La gripe es una enfermedad contagiosa causada por un virus. Un virus es un germen muy pequeño. El virus de la gripe infecta muchas partes del cuerpo incluyendo los pulmones.

Cuando alguien que tiene la gripe estornuda, tose, o incluso habla, el virus de la gripe es exhalado en el aire y puede ser inhalado por cualquier persona que esté cerca. El virus de la gripe también puede ser transmitido por contacto directo a través de las manos.

¿QUÉ SUCEDE CUANDO USTED TIENE LA GRIPE?

Cuando la gripe ataca los pulmones, se daña el recubrimiento del aparato respiratorio. Esos tejidos se inflaman. Afortunadamente, la lesión es raramente permanente. Los tejidos usualmente se curan en unas dos semanas.

La gripe es a menudo una enfermedad respiratoria, pero afecta el cuerpo entero. La víctima de la gripe habitualmente se pone agudamente enferma con fiebre, escalofríos, debilidad, pérdida de apetito y dolor de cabeza, espalda, brazos y piernas. La persona que la padece puede tener también dolor de garganta, tos seca, nausea y quemazón de los ojos.

La fiebre sube rápidamente –la temperatura puede elevarse hasta 40º- pero después de dos o tres días, habitualmente baja. El paciente queda después agotado durante varios días.

¿ES UNA ENFERMEDAD SERIA LA GRIPE?

Para los niños y adultos sanos la gripe es una enfermedad de severidad moderada. La mayoría de la gente está caminando por su propio pie en una semana. Para la gente que no está sana previamente, la gripe puede ser severa e incluso fatal. Los síntomas descritos más arriba tienen un mayor impacto en estas personas. Además, pueden ocurrir complicaciones. La mayoría de estas complicaciones son infecciones bacterianas, porque el cuerpo puede estar tan debilitado por la gripe que sus defensas contra las bacterias están bajas.
La neumonía es la complicación más frecuente de la gripe. Pero también los senos paranasales y el oído interno pueden volverse inflamados y dolorosos (sinusitis y otitis).

¿QUIÉN COGE LA GRIPE?

Cualquiera puede enfermar de gripe, especialmente cuando está extendida en la comunidad. Las personas que no están sanas o bien al comienzo de la gripe son particularmente susceptibles a las complicaciones que pueden surgir. Estas personas son conocidas como de “alto riesgo” porque para ellas la gripe es una enfermedad muy seria. Usted puede ser de alto riesgo si:

• tiene enfermedad pulmonar crónica como por ejemplo, asma, enfisema pulmonar, bronquitis crónica, enfermedad pulmonar obstructiva crónica por tabaquismo (“neumonitis tabáquica crónica”), bronquiectasias, tuberculosis, o fibrosis quística;
• tiene enfermedad cardiaca;
• tiene enfermedad renal crónica;
• tiene diabetes o cualquier otra enfermedad metabólica crónica;
• tiene anemia severa;
• tiene enfermedades o está tomando fármacos que deprimen la inmunidad;
• está residiendo en asilos u otras residencias de ancianos;
• tiene más de 65 años de edad.

Un médico, enfermera o cuidador de personas de alto riesgo deben vacunarse para proteger a estos pacientes de alto riesgo.

¿CÓMO SE PREVIENE LA GRIPE Y SUS COMPLICACIONES?

La influenza puede ser prevenida cuando una persona recibe la vacuna actual de la gripe. Esta vacuna es hecha cada año, de tal forma que la vacuna puede contener los virus de la gripe que se espera causen la enfermedad ese año.

Los virus en la vacuna son inactivados para que alguien que se vacune no sufra la gripe de la propia vacuna. Y para que la persona vacunada desarrolle protección en su cuerpo, formando sustancias llamadas anticuerpos.

La cantidad de anticuerpos en el cuerpo es mayor 1 o 2 meses después de la vacunación y entonces gradualmente desciende. Por esa razón y a causa de que la gripe habitualmente cambia cada año, una persona de alto riesgo debe ser vacunada cada otoño con la nueva vacuna.

Usted puede ponerse la vacuna de la gripe en cualquier momento de la estación (durante el otoño e invierno), pero cuánto más pronto lo haga mejor. La vacunación anual es efectiva en el 70-90% de los casos para prevenir la gripe en personas sanas de

Diversos medicamentos antivirales pueden usarse también para ayudar a prevenir la gripe. Estos medicamentos serán discutidos después en la sección de tratamiento.

¿QUÉ HAY ACERCA DE LAS REACCIONES DE LA VACUNA?

La mayor parte de las personas tienen pocas o ninguna reacción a las vacunas. Una de cada cuatro personas puede tener un área tumefacta, roja, sensible, en la zona donde se le administró la vacuna. Un número mucho más pequeño, probablemente más los niños que los adultos, pueden desarrollar también fiebre ligera dentro de las siguientes 24 horas. Pueden tener también escalofríos, o cefalea, o notarse un poco enfermos. Las personas que ya tienen una enfermedad respiratoria pueden notar que sus síntomas han empeorado. Usualmente ninguna de estas reacciones dura más que unos pocos días.

Además, reacciones adversas a la vacuna, quizás alérgicas en su naturaleza, han sido observadas en algunas personas. Esto puede ser debido a una alergia a las proteínas del huevo, a causa de que el huevo en el cuál crece el virus no puede ser completamente extraído. Estas personas deben ser vacunadas solo si su médico lo cree necesario y si la vacuna se administra bajo estrecha observación por un médico.

¿QUIÉN DEBE VACUNARSE?

Las personas de alto riesgo deben vacunarse anualmente contra la gripe. Además, también deben hacerlo quienes prestan cuidados a pacientes de alto riesgo.

Si usted no está en un grupo de alto riesgo pregúntele a su médico si necesita vacunarse.

¿SE PUEDE TENER UNA RECURRENCIA DE LA GRIPE?

Una persona puede tener gripe más de una vez. Aquí está el por qué: Los virus que causan la gripe pueden pertenecer a una de las tres diferentes familias de virus A, B, o C. El virus de la gripe A y B son las principales familias.

Dentro de cada familia de virus de la gripe hay muchas cepas virales, de la misma forma que los hermanos y hermanas. Ambos virus A y B tienen cepas que causan enfermedades de diferente severidad. Pero la familia de la gripe A tiene cepas más virulentas que la familia B.

Si usted tiene la gripe, su cuerpo responde desarrollando anticuerpos. Al año siguiente, un nuevo miembro de la familia o un miembro de otra familia pueden aparecer. Sus anticuerpos son menos efectivos o inefectivos contra estas cepas no familiares. Si usted se expone a ellas, usted puede padecer la gripe de nuevo.

¿CÓMO SE TRATA LA GRIPE Y SUS COMPLICACIONES?

Para la gripe no complicada, su médico probablemente le dirá que esté en cama, en su domicilio, mientras la gripe es más severa y quizás hasta unos dos días después de que la fiebre haya cedido.

Los medicamentos antivirales amantadina, rimantadina y zaramivir pueden ser beneficiosos para tratar a cualquiera que desarrolle la gripe por virus A, particularmente si son administrados tan pronto como sea posible después del inicio de la gripe. Un medicamento antiviral también puede ser usado como medida preventiva, pero para la prevención debe ser tomado diariamente durante el tiempo que se produzcan casos de gripe en la comunidad. Su médico tendrá que decidir si le conviene un medicamento antiviral, ya sea para prevención o tratamiento. Si es utilizado para tratar un caso de gripe precoz, puede conseguir acortar la duración de la enfermedad y reducir la severidad. La amantadina y rimantadina parece que funcionan solo contra los virus A de la gripe. Zaramivir parece hacerlo contra los virus A y B.

Algunos medicamentos antivirales causan efectos colaterales tales como dificultad para dormir, temblores, o depresión; estos efectos son habitualmente leves y desaparecen a menudo incluso cuando se continúa con el medicamento.

El tratamiento de las complicaciones no bacterianas varía con la enfermedad. Si usted puede desarrollar cualquier complicación bacteriana, su médico puede recomendarle un antibiótico.

¿POR QUÉ ALGUNOS AÑOS PADECE LA GRIPE UN MAYOR NÚMERO DE PERSONAS?

Cada 10 años aproximadamente, una cepa del virus de la gripe aparece y es dramáticamente diferente de los otros miembros de su familia. Cuando este cambio mayor ocurre, se produce casi inevitablemente una epidemia mundial –llamada pandemia. Poca gente tiene anticuerpos efectivos contra el nuevo virus. Uno de tales virus dio lugar en el año 1918 a una gripe –llamada la “gripe española”- que causó 20 millones de muertos en todo el mundo. El miedo a una epidemia similar en 1976 inspiró el esfuerzo de la vacunación antigripal en masa. Las vacunaciones en masa continúan a día de hoy para proteger a las personas de la enfermedad y la muerte que puede ser causada por la gripe.

RECUERDE

• Si usted es una persona que pertenece a uno de los grupos de alto riesgo debe vacunarse cada año. La vacunación antigripal en el otoño está cubierta por la Seguridad Social en nuestro país.
• Aprenda como tratar la gripe en el caso de que la padezca a pesar de la vacunación.
• Discuta o trate esto con su médico..

2017-11-17T10:30:51+00:00 25 / 10 / 2017|Actualidad|